Menu
RSS

banner ILCD 4

La construcción del nuevo puente de la riera d’Alforja durará 10 meses

La construcción del nuevo puente de la riera d’Alforja durará 10 meses

Mientras avanzan las obras de demolición del puente de la antigua carretera N-340, el Ayuntamiento de Cambrils sigue trabajando para transformar este punto céntrico de la ciudad y urbanizar completamente la avenida Baix Camp.

Dos años y medio después de aprobar la primera fase de las obras, el equipo de gobierno ha aprobado recientemente el proyecto para la Fase 2, la que prevé la construcción de un nuevo puente sobre la riera de Alforja, más bajo e integrado dentro de la trama urbana.

Las obras para construir el nuevo puente tienen una duración prevista de diez meses y se adjudicaron de forma conjunta con los trabajos de derribo del puente. Sin embargo, aun estaba pendiente la redacción del proyecto, que se encuentra ahora en exposición pública, antes de su aprobación definitiva.

Inicialmente se había planteado que se conservaran los pilares existentes para construir el futuro puente que unirá ambos lados de la riera. Sin embargo, el proyecto considera que esta alternativa es “técnicamente más compleja” y más costosa económicamente, con lo que contempla la construcción de nuevos cimientos una vez se desmonte completamente la estructura.

Precisamente éste será el punto de partida de la segunda fase de las obras. El futuro puente se apoyará sobre dos nuevos contrafuertes a cada extremo del puente y dos pilares ubicados en la riera. Los contrafuertes se realizarán a base de muros de hormigón armado de 0,80 metros de ancho y 17 metros de largo aproximadamente, mientras que los pilares se harán a base de muros de hormigón armado de 1,20 metros de ancho y 17 metros de largo.

La plataforma del nuevo puente tendrá una anchura mayor al actual. En total ocupará 16,2 metros de ancho, con 12,2 metros que se asfaltarán para destinarlos a calzada, con un carril de circulación para cada sentido, y dos aceras de dos metros de ancho cada una. Para conseguir una mayor protección, se separará el espacio de peatones del de vehículos con una pequeña barrera a base de tubos metálicos. En este sentido, también se dispondrán barandillas a cada extremo de la estructura.

Este proyecto cuenta con un presupuesto de 437.000 euros, que se incluyen dentro de la adjudicación que ya se hizo para el derribo del puente por un importe total que asciende alrededor del millón de euros. La empresa ganadora del concurso público para hacerse cargo de las dos primeras fases es Romà, Infraestructures i Serveis, que es la que ha encargado la redacción del proyecto.

Posteriormente, todavía quedará una tercera fase por adjudicar; la que debe servir para urbanizar el paseo central de la avenida Baix Camp. En este caso todavía no existe ningún calendario fijado, aunque sí la inversión, que será de unos 200.000 euros.

Deixa un comentari

Especifica tota la informació requerida (*) on s'indiqui. El codi HTML no és permès.

Tornar al principi

Blog

DYGICOM Diseño web