Menu
RSS

banner ILCD 4

Ana Morgade: 'Lo primero que aprendí en este mundo es a reírme de mi misma’

Ana Morgade: 'Lo primero que aprendí en este mundo es a reírme de mi misma’

Ana Morgade (Madrid, 1979) es una de las caras más conocidas del humor en España. Actualmente compagina su trabajo en teatros como monologuista con sus apariciones diarias en el programa Zapeando de La Sexta.

El próximo sábado 28 de febrero presentará en el Teatre Auditori de Salou su espectáculo Morgadeces.

- Morgadeces es tu primer espectáculo en solitario.

- Yo estaba aterrada. Cuando trabajas con más gente, si algo va mal le puedes echar la culpa a otro, pero aquí no. De momento va fenomenal y estoy contentísima porque a la gente le gusta mucho.

- ¿Qué son las Morgadeces?

- Son cosas que me salen de mí para mí. Cien por cien estupideces y cretineces de firma Morgade. Intento aclarar el futuro laboral del país sacando la profesión que todos llevamos dentro, la de asesor. Lo que viene siendo el criticar de toda la vida, que eso se nos da muy bien.

- ¿Tiene un punto autobiográfico?

- Totalmente. Hay muchas cosas que cuento de mi vida íntima y personal. La gente que sólo me conoce de la tele se sorprenderá de aspectos de mi vida curiosos y parcialmente vergonzosos.

- Es importante reírse de uno a pesar de las adversidades, ¿no?

- Es lo más sano y yo lo tengo bastante fácil, la verdad. Además, para ser humorista lo primero que aprendí es que el registro primordial es reírse de uno mismo.

- Aseguras que el público es parte esencial del show.

- Me gusta mucho tener en cuenta a la gente, pero está claro que no les voy a hacer trabajar. No saco a nadie al escenario ni violento a nadie. Intento que cada función sea única y que cada uno se sienta parte del espectáculo, que para eso ha pagado la entrada.

- Te vemos cada tarde en el programa Zapeando de La Sexta. ¿Cambia mucho el escenario del plató?

- Yo siempre me muevo en el ámbito humorístico, pero la sensación es totalmente diferente. En la tele tú llegas a cada casa a través de la pantalla, pero no percibes el proceso, estás muy lejos. En teatro cada función es única e irrepetible, dedicada a cada personita que está en la butaca. Es como ir de fiesta, puedes salir cada fin de semana, pero cada vez que sales lo pasas bien de diferentes maneras.

- También te hemos visto haciendo ficción. ¿Prefieres aprenderte un guión o escribirlo?

- Está claro que cuando el material es tuyo lo vendes mejor, pero también es una virtud interpretar lo que te escriben otros. En Morgadeces he tenido la suerte de que me ha ayudado Rafel Barceló, que es uno de los mejores guionistas de España… y también uno de los hombres con más sex appeal, aunque eso la gente nunca lo sabrá porque es guionista y todo el mundo sabe que son invisibles.

- ¿Qué recuerdos tienes de la época junto a Buenafuente?

- Fueron dos años gloriosos y tuve una gran suerte de trabajar con Andreu y Berto. Fue como si me llamaran los Globetrotters del humor. Aprendí una barbaridad y todavía sigo aprendiendo, ya que usamos sus vídeos en el programa y sigo aprovechándome de ellos.

- ¿Cómo te acogió esos años Catalunya?

- Me considero una hija adoptiva ya. De hecho, soy una madrileña que habla catalán. Lo echo mucho de menos y en cuanto puedo me escapo a esas playas que tenéis. Lo confieso, he montado el espectáculo como excusa para irme de gira por allí.

Deixa un comentari

Especifica tota la informació requerida (*) on s'indiqui. El codi HTML no és permès.

Tornar al principi

Guia de comerços i empreses locals

Blog

DYGICOM Diseño web