Menu
RSS

La salouense Gala Sabaté y el cambrilense Albert Amores, campeones del mundo de pole sport

La salouense Gala Sabaté y el cambrilense Albert Amores, campeones del mundo de pole sport

Gala Sabaté y Albert Amores son dos jóvenes de la Costa Daurada que han alcanzado la cima mundial en el pole sport, una disciplina deportiva en auge. Ambos tienen 12 años, ella es de Salou y él de Cambrils. El pasado julio se proclamaron los nuevos campeones del mundo en el dobles mixto de su categoría (novice elite), en la que compiten atletas de 10 a 14 años. Lo hicieron, además, con una nota (44 puntos) que establecieron como nuevo récord del mundo. En el caso de Albert, además, el oro fue doble, ya que también se impuso en categoría individual. 

El pole sport es un deporte muy joven, que nació hace apenas una década como una nueva práctica de fitness ligada a criterios más artísticos. Su práctica va mucho más allá del pole dance y exige fuerza, equilibrio y plasticidad a partes iguales. La primera competición a nivel mundial se celebró en 2012 y desde entonces la práctica del pole no ha dejado de crecer. La Federación Española de Pole Sport (FEPS), de hecho, no fue una realidad hasta el año pasado. 

El Palau Firal i de Congressos de Tarragona fue la sede el pasado mes de julio del séptimo Campeonato del Mundo, que contó con la participación de 380 atletas procedentes de unos 40 países. Los ejercicios se valoran de forma similar a la gimnasia rítmica y el jurado tiene en cuenta tanto la posición del cuerpo, el equilibrio, las figuras obligatorias y las extras, así como la expresión artística.

Gala y Albert llevan practicando desde los diez años y llegaron al pole desde la práctica de circo en el ArtMove Studio de Vila-seca, que cuenta con un equipo de una decena de niños y niñas. Hace apenas unos meses, la pasada Navidad, que empezaron a entrenar juntos como dúo, dirigidos por Salima Peippo y Christian Fernández. El objetivo era prepararse para el Campeonato de España de la especialidad, que también acogió Tarragona en febrero como prueba clasificatoria para el Mundial. Entonces fueron subcampeones estatales y se hicieron con el billete que les ha abierto ahora las puertas de la gloria.

“Yo empecé en el pole porque me encanta subirme a la barra. Siempre que encontraba algún sitio por la calle intentaba encaramarme”, cuenta Albert, que este septiembre comenzará la ESO en la EIC. Lo que más le gusta, apunta, “es ver cómo evolucionan los números, ir juntando las figuras y luego añadir la música para que quede bien”. Tanta es su pasión que incluso se ha instalado en casa una barra para poder practicar. “Ojalá algún día el pole llegue a ser deporte olímpico y pueda ir a unas Olimpiadas”, manifiesta.

Antes de entrar en el ArtMove Studio, Gala había practicado cinco años de gimnasia rítmica. Mantiene su afición a las telas y los equilibrios del circo, aunque ha encontrado en la barra una nueva forma de expresarse. La atleta salouense, que este año estudiará 2º de la ESO en la Escola Elisabeth, afirma que “es un deporte muy bonito y cada vez hay más niños y niñas que lo practican. Es importante darlo a conocer”.

Después del éxito en su primera experiencia mundialista, Gala y Albert ya sueñan con repetir la próxima temporada, cuando el Campeonato del Mundo se celebrará en Cancún, México. Atletas como ellos son los que necesita este deporte para abrir las puertas del Olimpo.

Darrera modificació elDivendres, 31 Agost 2018 19:24

Deixa un comentari

Especifica tota la informació requerida (*) on s'indiqui. El codi HTML no és permès.

Tornar al principi

Blog

DYGICOM Diseño web