Menu
RSS

banner ILCD 4

Dos salouenses en la élite del conocimiento léxico

Dos salouenses en la élite del conocimiento léxico
“Azeuxis. Es la única palabra en español que contiene la z y la x. Es un sinónimo de diptongo”. Ésta es la primera combinación que le viene a la cabeza a María José cuando saca el tablero y las fichas. Hace tiempo que esta aragonesa afincada en Salou llevó su afición por el Scrabble un punto más allá. El popular juego de mesa de construcción de palabras cuenta con millones de aficionados en todo el mundo, aunque sólo unos pocos compiten a nivel de élite. En España, apenas 50.
Una de ellas es M. José y la otra, su hija Brianda. “El año pasado acompañé a mi madre al Mundial que se celebró en Santa Susanna (Barcelona) y fue ahí donde me picó el gusanillo”, comenta, “ves a tantas personas compartiendo un juego y divirtiéndose alrededor de un tablero con la única ayuda de la cabeza... yo tenía que probarlo”. Con sólo 16 años, en pocos meses se ha alzado como la jugadora española con mayor progresión y la más joven en lograr subirse a un podio del circuito nacional. Juntas lograron convertirse en dos de los doce representantes españoles en el Campeonato Mundial de Scrabble en Español que se celebró el mes pasado en Buenos Aires. El certamen contó con la participación de 100 jugadores de una docena de países. Brianda alcanzó el puesto 66º y su madre, el 78º. La experiencia fue inmejorable. Competían seis horas al día. En total, 21 horas delante del Scrabble. La suerte les deparó un enfrentamiento fratricida. Fue Brianda la que se llevó la partida. “Al final ganó un venezolano en la final a un compañero de Cerdanyola del Vallès”, relatan. El juego se rige por el Diccionario de la Real Academia Española y engloba más 675.000 palabras. Hay Scrabble en 30 idiomas distintos. El español consta de 100 fichas, 98 letras y dos comodines. Las claves para convertirse en un especialista van mucho más allá del dominio de la lengua. “Para mí los factores claves a tener en cuenta son la psicología, la estrategia, el azar y, por supuesto, el vocabulario”, subraya Brianda. “Es como una partida de póker”, cuenta M. José. “debes observar mucho, estar callado y muy pendiente del lenguaje corporal”. La estadística también juega un papel primordial. “En el Mundial conocimos a un chico israelí que ni siquiera sabía hablar español. Se había dedicado a aprenderse las palabras del diccionario y jugaba combinándolas, aun sin saber qué querían decir”, explican. De hecho, el primer consejo para principiantes es aprenderse las 100 palabras en español con dos letras. “Como si fueran las preposiciones”. Sentar base en Salou M. José y Brianda forman parte del Club Scrabble Altafulla, el único que existe en la provincia y que conforman una docena de miembros. El gran objetivo para Maria José, sin embargo, es lograr crear un club en Salou. Para ello, cuenta con el apoyo de la Asociación de Vecinos de Cap Salou, que le ceden una sala en el Centre Cívic de Cala Crancs. “Lo único que necesitamos es que el área de Cultura del Ayuntamiento nos compre un par de juegos y relojes”. Ya ha habilitado incluso una dirección de correo electrónico para todos los interesados en formar parte del equipo: Aquesta adreça electrònica s'està protegint contra robots de correu brossa. Necessites JavaScript habilitat per veure-la. . “Una persona culta y con léxico en la vida real es alguien más informado y, por lo tanto, menos vulnerable”, defiende María José. “El léxico es un arma muy poderosa pero que no todos saben usar”, añade. Para hacer del vocabulario algo al alcance de todos, M. José quiere promover en los centros escolares de Salou el proyecto ‘Scrabble a les escoles’, que promueve la Federació Catalana de Scrabble i que cuenta con el apoyo del Departament d’Ensenyament.
Darrera modificació elDivendres, 10 Gener 2014 18:00

Deixa un comentari

Especifica tota la informació requerida (*) on s'indiqui. El codi HTML no és permès.

Tornar al principi

Guia de comerços i empreses locals

DYGICOM Diseño web