Menu
RSS

unnamed

Denuncian el estado insalubre de una casa de Cap Salou desde hace siete años

Denuncian el estado insalubre de una casa de Cap Salou desde hace siete años

Verano de 2012. Unas obras empiezan a enturbiar la tranquilidad de los vecinos del final de la calle Cala Font, en el corazón de Cap Salou. Se trata de la casa situada en el número 24 de la vía, que colinda también con el Camí de Ronda. “Empezaron con las obras en pleno verano y nos quejamos de las molestias que provocaba al Ayuntamiento. Pasado bastante tiempo, y tras varias reclamaciones, resultó que no tenían licencia y estaban haciendo una ampliación ilegal, con lo que les pararon las obras”, explica Alberto Loos, vecino y presidente de la comunidad del edificio Ulises, justo enfrente.

Ahora denuncia que desde entonces el inmueble se encuentra en un estado de total abandonado y que no se ha hecho nada para acabar con la suciedad y la mala imagen que genera. “Hace casi siete años que sufrimos el mal estado de la finca. Está todo sucio, lleno de basura e incluso con ratas. Ha habido ocupas y nunca se ha limpiado, ni por parte de la propiedad ni del Ayuntamiento”, lamenta.

En todo este tiempo, la comunidad de vecinos y la administradora de fincas de los edificios Ulises y Cantilmar, los más próximos, han presentado una decena de quejas y reclamaciones ante el consistorio. En 2015, después de incoar un expediente para restaurar la legalidad urbanística del inmueble, el Ayuntamiento consiguió el compromiso del propietario, que incluso tenía aprobada la licencia para hacer las obras necesarias y demoler la ampliación que había empezado de forma ilegal. Sin embargo, nunca actuó y la situación siguió empeorando.

Loos, que se dedica al alquiler de apartamentos vacacionales, también critica la mala imagen que se ofrece a los visitantes “de unos de los paisajes más bonitos de Salou, si no fuera por este punto negro que parece que no interesa a nadie”, apunta. “Considero que en siete años el Ayuntamiento tendría que haber hecho algo más que poner una multa para obligar al propietario a acabar con esta situación”, afirma este vecino harto de la situación que encuentra cada vez que sale de su casa.

Ejecución subsidiaria

Mientras tano, el concejal de Gestió del Territori, Marc Montagut, ha explicado a La Vila que el 22 de mayo de 2018 se abrió un nuevo expediente al propietario para ordenarle la restauración de las obras que dejó a medio hacer. No obstante, no se consiguió localizar al dueño del inmueble, con lo que el 9 de julio se publicó el mismo requerimiento en el BOE. Tampoco se obtuvo ninguna reacción, y el concejal asegura que ahora han iniciado el proceso para ejecutar de forma subsidiaria los trabajos para restaurar el estado del inmueble.

De esta forma, el Ayuntamiento se encargaría de ejecutar las obras para demoler la ampliación de la casa que se hizo de forma ilegal y posteriormente las abonaría a la propiedad. “No es que no hayamos hecho nada. Llevamos tiempo detrás de este tema, pero la propiedad no actúa”, afirma Montagut, quien concreta que la tramitación para actuar de forma subsidiaria “es farragosa y tardará tiempo”. Asegura, no obstante, que para minimizar el impacto que causa el abandono, el Ayuntamiento se encargará de limpiar la acera exterior de la casa.

Darrera modificació elDissabte, 30 Març 2019 11:29

Deixa un comentari

Especifica tota la informació requerida (*) on s'indiqui. El codi HTML no és permès.

Tornar al principi

Blog

DYGICOM Diseño web