Menu
RSS

Beardserkers, una hermandad de barbudos con fines altruistas

Beardserkers, una hermandad de barbudos con fines altruistas

Hoy en día ver una cara masculina con una tupida barba es sinónimo de tendencia, de símbolo de modernidad, de contemporaneidad, de gusto por lo que sale de la norma, de personalidad fuerte y de alguna que otra connotación hipster

La barba forma parte de una estética desenfadada que no pasa desapercibida y que cada día gana más adeptos. En Salou, Salva Cazcarro es un barbudo con conciencia. Nació en Barbastro, Huesca, pero vive en la capital del sol y la playa desde hace 18 años con su mujer y tiene dos hijos gemelos, fans incondicionales de su barba. 

Fuera de las horas de trabajo -ejerce como comercial dentro del sector inmobiliario- invierte sus esfuerzos para sacar adelante una hermandad con propósitos altruistas que responde al nombre de Beardserkers. Se trata de una palabra combinación de “beard” -barba, en inglés- y de –Berseker-, los guerreros vikingos que salían a combatir semidesnudos y cubiertos de pieles en un estado de semitrance que los hacía insensibles al dolor. Eran valientes y fuertes como los osos y feroces como los lobos. 

Según Cazcarro, “el movimiento de la hermandad tiene lugar en las redes sociales y, sobre todo, en Instagram. Nuestra razón de ser radica en tratar de cumplir objetivos altruistas, es decir, ayudar a la sociedad interviniendo en causas justas y nobles”. 

La hermandad de barbudos o Beardserkers Brotherhood está integrada “por personas comprometidas”, con ganas de trabajar y de participar en iniciativas lúdicas o solidarias que se aprueban democráticamente. De momento, sus intereses se centran en la vertiente animalista y en los temas que atañen a la salud humana.

En España sólo hay 50 miembros que integran esta hermandad, que tiene un cupo limitado de integrantes con perfiles muy distintos, pero con la característica común de lucir barba. No llevan ni un año funcionando y están, en estos momentos, realizando los trámites para legalizar la asociación. Su logotipo es un guerrero con una cabeza de lobo.

Tienen nueve miembros en la junta y cada uno juega su papel. “Nos hemos expandido internacionalmente”, explica Joaquim Heredia, integrante de la hermandad que vive en Valls. “Hay miembros en Alemania y en Costa Rica, y cuando en estos países alcancen un número suficiente podrán ser un capítulo más de nuestra hermandad”, apunta Heredia. 

Más información en el instagram @beardserkers_brotherhood

Deixa un comentari

Especifica tota la informació requerida (*) on s'indiqui. El codi HTML no és permès.

Tornar al principi

Blog

DYGICOM Diseño web