Menu
RSS

unnamed

La PAH logra que Ibercaja condone el 90% de la deuda de su hipoteca a una familia de Vila-seca

El martes, los miembros de la PAH intensificaron sus protestas en la oficina de Ibercaja en Salou, en plen calle Barcelona. El martes, los miembros de la PAH intensificaron sus protestas en la oficina de Ibercaja en Salou, en plen calle Barcelona.

Desde hace diez días, activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) han protestado a diario en las sucursales de Ibercaja de Vila-seca, Cambrils, Salou y Tarragona para pedir una solución para la familia de Edgar Larrota y Mari Carmen Motos. El banco reclamaba los 58.000 euros de remanente de su hipoteca, a pesar de haberles quitado el piso por impago. Después de algunos contactos infructuosos, el martes ambas partes llegaron por fin a un acuerdo definitivo.

Ibercaja se comprometió por escrito a reducir a 5.000 euros la deuda a esta pareja, que vive junto a sus dos hijas mellizas en Vila-seca. Además, pueden quedarse a vivir en la vivienda hasta mayo de 2015. La deuda de 5.000 euros la podrán pagar durante 10 años, con una cuota mensual de 40 euros, que empezarán a pagar en cuanto concedan a Edgar el subsidio de 450 euros del Plan Prepara.

Su historia es como la de muchas otras familias en España. “Nosotros teníamos un buen trabajo, decidimos comprar el piso e íbamos pagando nuestras cuotas”, explican. Empezaron con una cuota de 1.200 euros al mes, que más tarde les bajó a 800.

Sin embargo, a raíz de una baja del cabeza de familia, tras sufrir una hernia discal, las cosas se empezaron a complicar. “Estuve de baja casi un año y luego me quedé sin trabajo. Empezamos a no poder hacer frente a la hipoteca. Tratamos de negociar con el banco, pero en ningún momento quisieron. Al contrario, aceleraron el proceso y subastaron el piso”, cuenta Edgar.

Después de la subasta, la familia vilasecana debía abandonar su domicilio, aunque hace dos meses que el juez paralizó la orden de desahucio que tenían. Actualmente, ni Edgar ni Mari Carmen tienen trabajo y ya han agotado todas las prestaciones, por lo que viven gracias a las ayudas que reciben de Servicios Sociales y de familiares. “El banco se ha comprometido a ayudarnos a gestionar con el Ayuntamiento de Vila-seca un alquiler social para poder encontrar otro piso en el pueblo”, aseguran.

Tras encontrar una solución a su situación, Edgar quiso agradecer “todo el apoyo que hemos recibido por parte de los miembros de la PAH, implicados con nosotros al 100%, y de los vecinos que nos han ayudado durante las protestas. Sin ellos no podríamos haber llegado hasta aquí”.

Darrera modificació elDijous, 17 Juliol 2014 13:25

Deixa un comentari

Especifica tota la informació requerida (*) on s'indiqui. El codi HTML no és permès.

Tornar al principi

Blog

DYGICOM Diseño web